Ya puedes comprar el libro Cruce de Caminos

Martes, 8 Febrero 2011 Amparo G. Barberá

Todos los escritores “decimos” que escribimos para nosotros mismos, para sentirnos bien porque necesitamos desahogarnos, porque tenemos la necesidad de contar cosas. Y es verdad pero solo parte de la verdad. Todos los escritores soñamos con que nos lean y ésa es la ilusión que mantiene viva la satisfacción después de tejer cada párrafo, cada capítulo. Es algo así como la chica que viste un vestidito minifaldero en diciembre y calza unos tacones de palmo y dice: “visto así por mí, porque me gusta sentirme guapa”. De acuerdo, pero ¿dentro de tu casa vistes así? Porque hace un frío que pela y esos zapatos necesitan carné de funambulista.

Ya puedes comprar Cruce de caminos en versión digital

Así, después de haber invertido mucho de mi tiempo (y otras cosas) escribiendo historias, y después de haber enviado mi última obra (última por aquel lejano 2008) a varios concursos me llamaron de uno para comunicarme el premio. ¡Un premio! Pues sí, con la misma fuerza con que me sacudió la noticia el corazón…

— Que siiiiii, que ya voy….— otra vez mi marido regañándome porque me dejo las puertas abiertas. Se cree que vivimos en la película de “Los otros”. Vale que el amor idealiza pero… a Nicole Kidman no me parezco precisamente. —¡Pesao!

Pues eso, que con la misma intensidad emotiva con que recibí la noticia del premio por Cruce de caminos, se ruborizó mi rostro tras un vuelco de mi corazón al ver la novela publicada justo un año después. Bueno pero te llevaste un buen pellizco con el premio ¿no? Sí, ¿y qué? El mejor premio para un escritor (aunque sea aficionado como yo) no es que te den unos cuantos euros sino ver que tu obra además de publicada, con un formato atrayente, es distribuida. Pues bien, el Premio de Novela Corta Ciudad de Jumilla no cumple ninguno de los sueños de un escritor.

En primer lugar publicaron en un mismo libro la novela ganadora del premio y el conjunto de poesías que también se premia en cada convocatoria. ¿Dónde se ha visto eso? Además, la portada del libro no tiene nada que ver ni con mi novela ni con las poesías de Pedro Javier Martínez Martínez, a quien aprovecho para saludar desde aquí. En la portada aparece una fotografía, no centrada del todo, de San Jorge y el dragón, en la Isla de Malta, donde viajó el secretario de la Biblioteca Municipal de Jumilla y de la cual se debe sentir muy orgulloso para querer inmortalizarla en “el libro de las ilusiones” de otras personas.

El secretario de la Biblioteca me dijo en mayo, que es cuando se otorga el premio, que hasta principios de año, con los nuevos presupuestos, no se gestionaría la publicación del libro, vamos, que no marease en varios meses.

Paralelamente a la espera, la larga espera por ver el libro impreso (de mayo de 2008 a mayo de 2009), encargué a un amigo mío, un pintor tan artista como bohemio, que pintase mi novela en un cuadro para utilizarla como portada y también como decoración para el salón de casa. Así, cuando en Navidad recogí el cuadro en casa de mi amigo Enriq, pensé que no podría encontrar un dibujo más adecuado como portada de mi novela.

En febrero, cuando el secretario de la Biblioteca se puso en contacto conmigo para decirme que iban a empezar a preparar la publicación, le comenté que tenía portada para mi novela, que era de un artista, que no podía no gustarle y que por supuesto, la había pagado yo y que no esperaba que el Ayuntamiento me ayudase, que era mi capricho y parte de la decoración de mi casa.

—De ninguna manera. Además este año se van a publicar conjuntamente los premios de novela y poesía con lo cual no se puede poner la portada de ninguna de las dos porque sería como discriminar a la otra. — me respondió.
¿Por qué nooooo? ¿Acaso no se podía haber puesto una portada adecuada para la novela y por el otro lado otra portada para la poesía? ¡Que no es tan complicado!

Pero todavía conservé cierta esperanza de que, aunque no fuese la mejor portada para mi novela, la que eligiesen sería buena. Me equivoqué. Y la prueba está en las librerías del pueblo.

Y en segundo lugar, precisamente eso, que el libro está en las librerías del pueblo y solo allí porque este premio no conlleva distribución alguna. Y puesto que no estoy precisamente orgullosa del libro (del libro, de la novela sí, todavía) no me he molestado en distribuirlo yo misma. Después de la presentación pública que hicimos en el pueblo (convocada, he de ser sincera, antes de haber visto el libro) no he hecho mucho por ella. Pero para eso están los cuñados….

Sí, al igual que tengo la suerte de contar con familiares que me animan y con amigos que analizan y revisan mis escritos, también cuento con la ayuda y las buenas ideas de Emilio Carpio. Quien, desde el principio, me regaló un montón de sugerencias para promocionar la novela. Y con su última idea me ha convencido….

Así, Cruce de caminos está disponible en versión digital en la tienda online Amazon con la portada frustrada que cuelga del salón de mi piso.

La versión digital de Cruce de Caminos de Amazon puede leerse a través de la aplicación gratuita Kindle que se ha desarrollado para diferentes dispositivos como iPhone, iPad, BlackBerry, Android y Windows Phone. Y por supuesto en el lector de libros Kindle de Amazon y en cualquier otro lector de libros digital. La ventaja de hacerlo en un dispositivo Kindle es que recibirás automáticamente cualquier actualización que se haga posteriormente sobre la obra.

Os invito a visitar la página en el enlace https://www.amazon.co.uk/dp/B004M8SSMS donde he dejado una sinopsis y un fragmento de la obra. Tanto si ya la habéis leído como si os aventuráis a hacerlo ahora podéis dejar vuestro comentario en esta página o en la de Amazon.

Gracias por leerme.

Amparo García Barberá
www.amparogbarbera.blogspot.com



Autora: Amparo G. Barberá

Ver más artículos de Actualidad

Escribe un comentario

El comentario debe estar escrito correctamente. No se acepta el uso de mayúsculas (salvo en acrónimos u ocaciones especiales, y no se aceptan abreviaturas tipo SMS. Las críticas constructivas son bien recibidas, las destructivas y las descalifaciones no. Gracias por participar, tu aportación es de gran ayuda.

Requerido

Requerido, oculto

Etiquetas HTML permitidas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Enlazar a este artículo  |  Suscribirse a los comentarios de este artículo via RSS