L’Horta de València: La huerta que nos queda.

miércoles, 14 febrero 2007 Zacarias Alvés

Hace apenas tres años que Francesc Jarque y yo publicamos un libro precioso titulado: “LA TERRA, L’AIGUA, L’HOME. L’HORTA DE VALENCIA”, en el que tratamos de dignificar la huerta que nos quedaba. Fue publicado por la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación.

De los textos no se me censuró ni una palabra y es cierto que, tanto Jarque como yo nos planteamos el porqué se había llegado a esta situación, y era la propia sociedad valenciana quien, con su indiferencia había permitido la pérdida irreversible de un paisaje histórico y único en el mundo, sobre todo a partir de los años sesenta, desde la construcción del Plan Sur y la Riada de 1957.

Nuestro libro era un homenaje a la huerta que nos quedaba, un testimonio de un paisaje que podía desaparecer y quedar totalmente erradicado de la esencia de la cultura valenciana. No pensé que ocurriría en tan poco tiempo. Fruto de siglos y siglos de trabajo, sudor y vida, generación tras generación, el hombre creo un espacio único que tan sólo se repite en cinco lugares del planeta. Se llevó el agua del Turia hasta la última parcela de tierra y el hombre valenciano convirtió el campo en una obra maestra. El trabajo fue mas allá de la estética convirtiendo el conjunto de huertos, caminos y alquerías en un paisaje sublime. Os invito a ver este video. Ha ocurrido junto a la ciudad de las Artes y las Ciencias, en la Valencia del futuro. Siento que pueda herir la sensibilidad de alguién, pues las últimas escenas de como tiene lugar la demolición de alquerías históricas, algunas del siglo XVI son de una dureza extrema. No sé, quizás estemos equivocados, o quizás nos hayamos vuelto locos. Hubiera preferido enviaros imágenes de paisajes de montaña donde el hombre todavía vive en paz con la naturaleza, pero esta vez no ha sido posible.

Ver vídeo

Firmado: José Manuel Almerich Iborra



Autor: Zacarias Alvés

Ver más artículos de Actualidad