Parque Natural Macizo del Caroche

lunes, 11 diciembre 2006 Zacarias Alvés

Reunidos en Enguera el día 20 de noviembre de 2006 las asociaciones ecologistas con presencia en las tierras del Macizo del Caroche-Caroig: Ecologistas en Acción de La Canal, ADENE de Enguera, Acció Ecologista Agró, -ANAV- Asociación Naturalista de Ayora y La Valle, -ALCIFAV- Asociación de Lucha Contra Incendios Forestales de Ayora y La Valle, Ecologistas en Acción PV, ACDEMA de Canals, Montesa Territori Viu y Xúquer Viu, acordaron presentar solicitud de declaración de Parque Natural del área del Macizo del Caroche al Gobierno Valenciano de acuerdo a la Ley 11/1994 de 27 de diciembre, de Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Valenciana.

carochedesdecortes2.jpg

Macizo del Caroche desde la Muela de Cortes

La extensión del espacio propuesto para la Declaración como Parque Natural sería de unas 130.000 Has., que lo convertiría, de aprobarse su declaración, en el mayor parque natural de la Comunidad Valenciana.

Las comarcas administrativas que formarían parte del Parque Natural serían: Valle de Ayora –Cofrentes, La Canal de Navarrés, parte de La Costera, de La Plana de Utiel-Requena y parte de La Hoya de Buñol. Esta delimitación administrativa respondería a la identificación del espacio propuesto como parque con una unidad geomorfológica, paisajística y biogeográfica indisoluble, caracterizada a su vez por gran diversidad de sistemas de gran interés ecológico.

Ayora, Teresa de Cofrentes, Jarafuel, Jalance, Cofrentes, Requena, Yátova, Dos Aguas, Millares, Cortes de Pallás, Bicorp, Quesa, Navarres, Bolbaite, Chella, Anna, Enguera, La Font de la Figuera, Moixent, Vallada, son los municipios que tendrían parte de su término municipal dentro del parque. Tan sólo uno, Cortes de Pallás, tendría todo su término incluido en el parque. El resto de municipios tendría su casco urbano y el entorno inmediato, conformado por cultivos, fuera del ámbito del parque.

El territorio para el que se solicita que sea Parque Natural es, en estos momentos, el que aporta mayor caudal de agua al Júcar, dentro de la Comunidad Valenciana.

la totalidad del Macizo del Caroche pertenece a la Cuenca Hidrográfica del Júcar. De su red de drenaje destacan los cauces naturales: Cantabán, Reconque, Fraile, Cazuma, Grande, Escalona, Sellent, Mínguez, Cányoles, Seco, Rambla de Juan Vich y Magro. También se han construido un buen número de embalses de regulación y producción hidroeléctrica: Embarcaderos, Cortes, El Naranjero, Millares y Tous, en el río Júcar, el embalse de Escalona en el río del mismo nombre, y el embalse de Forata, en el río Magro.

embarcaderos1.jpg

Embalse de Embarcaderos

De esta red de drenaje destaca la característica común a todos los ríos valencianos: el hecho de tener un régimen hidrológico mediterráneo, caracterizado por presentar irregularidad estacional de sus flujos, a la par que también entre un año y otro. La escorrentía superficial es reducida, como consecuencia de la elevada permeabilidad de los materiales carbonatados que conforman la mayor parte del territorio, de tal modo que un alto porcentaje de la lluvia útil se infiltra en los acuíferos.

Es un espacio merecedor de esta protección, al poseer valores ecológicos, científicos, educativos, culturales y paisajísticos en el conjunto del Macizo del Caroche – Muela de Cortes – Sierra de Enguera – Sierra Martés. La zona está constituida por hábitats de especies de interés especial, en particular por lugares de reproducción, invernada, reposo, campo y alimentación.

sacaras1.jpg

Fuente de Sácaras

Posee una enorme riqueza faunística, con un elevado número de especies de gran interés por su escasez y grado de amenaza en la Comunidad Valenciana y en el resto de Europa.

Dado que estamos hablando de un espacio donde la influencia humana es escasa, su grado de pureza ambiental es enorme, estando prácticamente libre de cualquier forma de contaminación: atmosférica, de suelos, agua, acústica, paisajística, etc. Constituye así una reserva de salud, tanto para el estado físico como psíquico del ser humano.

canadajarafuel2.jpg

Muela de Cortes y Cañada de Jarafuel

Por otro lado, está sometido a amenazas por las urbanizaciones, incendios, infraestructuras, transformaciones, etc. y no hay que olvidar los cambios profundos que han empezado a desarrollarse como consecuencia del Cambio Climático, que está provocando la aparición de nuevas zonas desertificadas.



Autor: Zacarias Alvés

Ver más artículos de Actualidad,La Comarca,Naturaleza