Quads. La peor plaga de nuestras montañas. Por José Manuel Almerich y Juan Manuel Ferrís

sábado, 20 mayo 2006 Zacarias Alvés

Ante la reciente autorización de una carrera de quads por parte del Ayuntamiento de Enguera en la que se prevé la participación de más de trescientos de estos tanques todo terreno por la Sierra de Enguera y el Macizo del Caroig, tenemos que plantearnos muy seriamente hacia donde queremos dirigir el futuro de nuestro turismo rural.

¿Pretendemos seguir el modelo del litoral, agresivo, urbanísticamente insostenible, competitivo y poco respetuoso con el entorno, o acaso queremos más un turismo cultural, participativo, sostenible, respetuoso con el medio natural y las tradiciones, que de cabida a todas las actividades deportivas siempres y cuando éstas no alteren el medio ni el paisaje?

¿Qué acaso la Sierra de Enguera no puede tener otro valor que no sea el de servir de un circuito de carreras para unos vehículos que son, en estos momentos, los más agresivos, violentos y erosivos de todos los inventados por el ser humano para utilización civil?

¿Qué acaso la Sierra de Enguera y el Caroig tienen menos valor ecológico y paisajístico que los parques de Calderona, Espadán o el Carrascal de la Font Roja, donde sería impensable, ni tan siquiera se atreverían, a pedir autorización para semejante evento?

¿Sería lógico pensar que este tipo de competiciones pudiera darse en el cauce viejo del Turia, en la Devesa del Saler o en cualquier otro parque natural protegido? ¿Es necesaria la figura del paruqe natural como única garantía de conservación y regulación de competiciones a motor en plena naturaleza? ¿No es suficiente la ley forestal de la Comunidad Valenciana que prohíbe expresamente las actividades motorizadas campo a través, excepto en los circuitos autorizados al efecto?

¿Qué tiene la Conselleria de Territori que decir al respecto?

Demasiadas preguntas, y demasiadas agresiones, para un espacio único que, ante la evidencia, no es valorado como se merece ni por sus propias instituciones. Dos vueltas diarias, de ciento setenta y cinco kilómetros cada una, con un total de 700 km., acumulados, arrasa literalmente todo el término. No hace falta saber con exactitud el itinerario y es ridículo que cualquier cambio de trazado pueda ser considerado como voluntad proteccionista.

Fotoquad.jpg

El  quad no es un vehículo diseñado para competiciones ni para utilizarlo en grupo. Fue desarrollado como vehículo agrícuola y para las funciones de traslado y vigilancia en entornos forestales o arenosos de difícil acceso. Su alto poder destructivo, la potencia erosiva y el descarnamiento de los caminos tradicionales que producen sus ruedas, que no traccionan sino arrastran, lo convierten en una de las peores plagas que están sufriendo nuestros espacios naturales desde los últimos años.

La forma de conducirlos, el perfil de sus pilotos, la propia indumentaria (recordemos que el casco se utiliza más para protegerse de las piedras que salen despedidas que por la propia caída) y la irresponsabilidad de quien autoriza este tipo de competiciones dejan desprotegidos términos municipales entreos que quedan a merced del capricho y la desaprensión de personas ajenas totalmente a cualquier tipo de vinculación con la zona. La insignificante cantidad que se establece como fianza apenas llega a cubrir la reparación de algún tramo de camino.

Canal 9 dispone de imágenes filmadas que te ponen la piel de gallina cuando les ves actuar. Laderas enteras son peinadas , literalmente, produciendo un efecto irreversible, más todavía cuando acaba de llover y dejan los caminos intransitables. Nosotros mismos hemos sido testigos de juegos de rol para burlar a las patrullas del Seprona.

¿Será necesario que ocurra una desgracia para que la administración tome cartas en el asunto?

Ante la moda de los quads, es urgente una regulación que no deje desprotegidas y a merced de la erosión nuestras zonas forestales. Es por ello del todo necesario que como medidas preventivas se regule, de forma local, el tránsito motorizado por ciertas zonas y caminos, y por supuesto, no se fomenten competiciones de este tipo que van en contra siempre de los propios intereses del municipio y no contribuyen en absoluto, al desarrollo de la zona. De nada habrán servido los esfuerzos de administraciones, iniciativas privadas y ayudas europeas al desarrollo del turismo de interior si los últimos espacios naturales se ven alterados sistemáticamente por grupos de quads cuyas actividades deberían realizarse, como cualquier competición a motor, en circuitos cerrados y habilitados para ello.

 

Firman este artículo: José Manuel Almerich Iborra. Director del IVEN.  Juan Manuel Ferrís. Presidente del Centre Excursionista de València.

 

 

 

 

 

 



Autor: Zacarias Alvés

Ver más artículos de Actualidad

9 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Peter Pan  |  martes, 23 mayo 2006 a las 0:30

    Finalmente la Conselleria de Territorio ha denegado el permiso a la organización de esta prueba del Campeonato de España de Quads, que se iba a celebrar por la Sierra de Enguera.

    Por una vez ha ganado el sentido común.

    Un saludo. Peter Pan y Campanilla

  • 2. zaca  |  martes, 23 mayo 2006 a las 17:02

    Os paso la ampliación al artículo que me envía José Manuel Almerich:

    “””Diez dias antes, y gracias a las cartas enviadas a la Consellería de Territori por ADENE, el Centre Excursionista de Valencia, Acció Ecologista Agró, la SASE y distintas entidades culturales y deportivas, la carrera fue suspendida. Las diferentes notas de prensa y artículos publicados también contribuyeron a que la Conselleria desautorizase la carrera ante la evidencia de semejante irresponsabilidad. Aún así, las autoridades municipales siguen afectadas por la decisión y, lo que es más grave, siguen pensando que esa es la mejor manera de difundir los valores culturales y naturales de la Sierra de Enguera. De nada habrán servido los esfuerzos de administraciones, iniciativas privadas y ayudas europeas al desarrollo del turismo de interior si los últimos espacios naturales se ven alterados sistemáticamente por grupo de quads cuyas actividades deberían realizarse, como cualquier competición a motor, en circuitos cerrados y habilitados para ello.”””

    Firmado: José Manuel Almerich (Director del IVEN)
    Juan M. Ferrís (Presidente del Centre Excursionista de València).

  • 3. Alba  |  viernes, 16 junio 2006 a las 20:57

    Que pasada que nuestros politicos aun esten en estas!!! que verguenza! siempre los dineros y el poder.

  • 4. JAIMOTO  |  miércoles, 22 noviembre 2006 a las 14:13

    Me parece que hacer una carrera del vehículo que sea por una zona especialmente protegida es sencillamente una aberración. Pero demonizar sin ton ni son a unos vehículos sin conocerlos (se nota que no los conoceis por la forma de deascribirlos) me parece demasiado.

    El problema no es el vehiculo, sino el uso que se le dá. Yo vigilo bosques en cataluña con uno de estos vehículos del diablo que todo lo destrozan según vuestra descripción.

    Y lo hago en ayuntamientos que se gastan sus buenos dineros en mantener caminos, explotar bosques de manera sostenible y permitir que todos, vayan en el vehículo que vayan, y siempre que respeten las normas (que para eso están) tengan acceso a un bien común como es la naturaleza.

    ¿Que hay descerebrados? claro. Y en la carretera cada fin de semana. Y en la discoteca. Y subiendo el Aconcagua.

    Es más: en la zona que vigilo desinteresadamente en mis fines de semana de fiesta, se ha realizado el campeonato de españa de Enduro. Lo único que se ha exigido por parte de los ayuntamientos, es que dejen los caminos y pistas en el mismo o mejor estado en que estaban. Y así ha sido. Se pasaron máquinas para restablecer las buenosa condiciones y hay que poner un diez a la organización. Si este verano hubiese un incendio, se podrá acceder perfectamente.

    Para más señas, en la zona que vigilo, no hay incendios forestales desde hace más de treinta años… y es el prepirineo, con grandes bosques de coniferas, chopos, robles, encinas, etc… que además conviven con pequeñas explotaciones agrícolas, en un equilibrio sobervio.

    Las zonas boscosas cerradas al tráfico de cualquier vehículo, los caminos acaban por cerrarse, impidiendo el paso de voluntarios y bomberos en caso de incendio (lo he vivido, y con muchisima impotencia, caminos cerrados de no usarlos, impracticables por la dejadez de las instituciones), y arden sin que se pueda acceder por medios terrestres, dejando todo el trabajo a medios aéreos, que deberian ser tan solo de apoyo… luego se queman miles y miles de hectareas y no sabemos quien es culpable. Sinceramente, prefiero una rodera en un camino, que un solar negruzco y ausente de vida. ¿y vosotros?

    Las claves: No prohibir, sino regular. No cerrar, sino mantener. No castigar, sino educar. Y compartir gastos de mantenimiento.

    Solo con eso, los que disfrutan del bosque, comparten las zonas con armonia y sin roces… aunque lo dicho. Siempre hay un cazador animal que mata un animal protegido, un ‘boletaire’ salvage que arranca todo lo que encuentra removiendo y destrozando, un excursionista marrano que deja rastros de su paso, un todoterreno aceitoso lleno de activistas pro-salvación de la naturaleza o un quadtrero poco respetuoso con su vida y la de los demás. Denunciemosles a ellos. No metamos a todos en el mismo saco.

    Un usuario de quad responsable (y somos miles y miles).

  • 5. Peter  |  lunes, 11 febrero 2008 a las 14:20

    Sin comentarios… No se puede hablar sin conocer…

    Solo vais en contra nuestra, queriendonos prohibir todo!!!!
    Esto no es así!
    como en todas las cosas hay el tipo macarrilla y demás!!!!
    Pero un quad con las ruedas que tiene y el poco peso que va a desacer comparados con todoterrenos de 2000kg…
    Pensad insensatos…

  • 6. Manuel marquez  |  martes, 12 febrero 2008 a las 21:35

    Me gustaria ver a estos dos individuos por un agujero, seguro que son muchiiiiisiiimoooo mejores que la gente como yo que simplemente nos gusta el monte y tambien nos gustan los vehiculo y respetamos el monte seguro que mas que un bocazas que hay por aqui suelto. por la forma de hablar me recuerda a mi cuando tenia 15 años, en cuanto me sacaban un tema que no me gustaba me ponia a soltar gilipolleces sin sentido y sin argumento.
    bueno como tampoco os conozco no me puedo meter mas con vosotros.
    pero si alguno de vosotros dos esta dispuesto a compararse con cualquiera de nosotros que lo haga, estoy seguro que cualquier quadtrero a hecho mas por el monte que vosotros.

    sobre lo de la gente que los conduce ,,,, no se si pensais que somos quinceañeros subiendonos por los arboles. la mayoria de la gente que sale con quad es gente mayor y con bastantes mejores modales que vosotros.

    comforme iva leyendo esa porqueria de texto, e notado como al besugo que lo escribia se le erizaba el pelo y alguna cosa mas.
    no se si de pequeño te atropello un quad o es que simplemente te gusta tocar los cojo….
    pero solo te pido un favor,,,, antes de hablar informate,,,
    en una cosa te doy la razon no es sitio para hacer una carrera, pero por el resto… cambia de camello por que te esta destrozando el cerebro y estas retrocediendo a tu infancia, mentalmente. Nada mas…..

  • 7. julio garcía  |  martes, 12 febrero 2008 a las 22:57

    Simplemente diré que las ruedas de los Quads o de las motos de Enduro, erosionan muchísimo menos los caminos, que una tormenta o un día lloviendo sin parar.
    ¿O es que acaso cuando llueve no destroza el camino?
    Pero claro, no es lo mismo, es más fácil echarles la culpa a los Quads o las Motos… ¡¡Ay… madre mía lo que tenemos que aguantar!!

    Hablar por hablar es fácil, hacerlo con conocimiento, es para personas que aman el medio natural y desean compartir.

    Estudie, analice y luego hable.

  • 8. manolo  |  martes, 19 febrero 2008 a las 20:27

    yo soy usuario de quad y tengo 37 años no soy ningun niñato, me gusta respetar y que me respeten, ¿a caso los cazadores van andando por el monte o se mueven con los 4×4 y sus remolque de perros? en temporada de setas/revollones ¿cuanta gente hay en el monte y cuanta basura se vierte en él? lo que pasa que solo se ve lo que interesa lo demás puede pasar por alto.
    Creo que la solución no está en prohibir sino en regular

  • 9. Ricardo  |  miércoles, 25 agosto 2010 a las 11:06

    Totalmente de acuerdo con los comentarios de Jaimoto.
    El mal de los vehiculos a motor proviene de si se circula por camino o fuera de él.
    Creo que si que se debe punir el mal uso, pero no prohibirlo, puesto que bien utilizados no hacen ningún daño. Es más, permitren acercarse mejor y con más seguridad al medio natural.

Escribe un comentario

El comentario debe estar escrito correctamente. No se acepta el uso de mayúsculas (salvo en acrónimos u ocaciones especiales, y no se aceptan abreviaturas tipo SMS. Las críticas constructivas son bien recibidas, las destructivas y las descalifaciones no. Gracias por participar, tu aportación es de gran ayuda.

Requerido

Requerido, oculto

Etiquetas HTML permitidas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Enlazar a este artículo  |  Suscribirse a los comentarios de este artículo via RSS