Seguimos siendo una Comarca Anti-incineradora

viernes, 29 junio 2007 Alba Catalán Piera

Sí señor, lo seguimos siendo y además, ahora más reafirmada que nunca porque hemos logrado que el Conseller renuncie a instalar la planta incineradora en el polígono industrial proyectado en “Las Hoyas” de Zarra. Y todo gracias a la presión cuidadana manifestada en los diversos actos que se han organizado en este año.

Quien más y quien menos en nuestra comarca conoce el proyecto de polígono industrial que se pretende instalar. No sé si recordaís el artículo que se publicó el año pasado que versaba sobre este proyecto. Brevemente la historia es la siguiente:

En el año 2001, la empresa G.I.R.S.A (Gestión Industrial de Residuos, S.A.) redactó un proyecto que fue amparado por el Ayuntamiento de Zarra. Éste se basa en el tratamiento de desechos y cuyo emplazamiento hubiera estado entre los términos municipales de Teresa de Cofrentes y Zarra. El Valle se movilizó, se organizaron manifestaciones multitudinarias (recordaréis la del 2002, en la cual, nos vestimos de negro para simular el entierro del Valle) y el proyecto se denegó por decisión de la Diputación de Valencia debido a la presión social y a que el área en la cual se pretendía implantar el polígono era una zona LIC de la Red Europea Natura 2000. Desde este momento, se decide por parte de las empresas promotoras el emplazamiento de “ Las Hoyas de Arona”, un maravilloso paraje dentro del término municipal de Zarra.

Posteriormente a estos acontecimientos, en el 2003, el Ayuntamiento de Zarra vuelve a apoyar un proyecto similar al anterior. Esta vez la empresa promota fue ASENATH S.L. , casi desconocida y hasta el día de hoy, se encuentra en suspensión de pagos. Este nuevo proyecto se nos presenta como PAI (Programa de Actuación Integrada) cuya finalidad sería la de desarrollar un “Complejo Medioambiental”, una auténtica mentira, pues lo que pretente es el tratamiento de residuos industriales procedentes del litoral valenciano. Actualmente, los terrenos de “Las Hoyas” han sido recalificados y comprados por la empresa Llanera S.A, quien redacta el proyecto en esta ocasión es SEDESA.

Es importante mencionar que la empresa ASENATH S.L. ya mantuvo una reunión con los alcaldes de los pueblos del Valle para transmitirles que la finalidad de este “Complejo Medioambiental” era en realidad, instalar una planta incineradora de residuos. En un principio, los residuos a tratar eran RSU (Residuos Sólidos Urbanos). El tipo de residuos ha cambiado varias veces en el proyecto, pasando de RSU a residos solamente y en el actual proyecto se mencionan residuos industriales. Este cambio de denotaciones hace sospechar cúales serán los verdaderos residuos a tratar en caso de la instalación del citado polígono.

Y el último aspecto a analizar es que dicho proyecto necesita una cantidad de agua de la que no dispone y una conexión directa con alguna vía de comunicación (de momento, se encuentra aislada y la vía más próxima es la N-330). Como cabe esperar ante una situación de esta embergadura, se fundó la Coordinadora comarcal contra la Incineradora de Zarra. La integran dirigentes de partidos políticos, particulares, ecologístas y diversas asociaciones. La Coordinadora ha llevado a cabo una serie de actos que todos recordaréis. Para financiar las camisetas con nuestro lema: “No somos comarca basura”, se realizaron desfiles de peluquería, estética y danda en Ayora (Abril-2006) y Teresa de Cofrentes (Agosto-2006), que contaron con una masiva participación de la población del Valle.

Durante los meses de primavera, verano y otoño del 2006 se estuvieron rellenando postales firmadas, cuya carátula era la foto de un pino muy significativo de nuestra comarca. Estaban dirigidas al sr. Conseller Esteban González Pons, reclamando la no implantación de una incineradora de residuos en Zarra. El total de postales fue alrededor de 5500, con el nombre y apellidos, firma, DNI y localidad correspondiente a cada persona.

Algunos de nosotros asistimos al actos que se realizaron en Valencia el pasado 8 de Noviembre de 2006 para realizar la entrega en Diputación de las postales. Curiosamente, el sr. Pons apareció la tarde anterior por nuestro Valle y nos dió su palabra de que no se instalaría una incineradora en el PAI de Zarra. Como era de esperar, dicha promesa debía estar por escrito y firmada en un documento oficial. Pero este documento no llegaba, y a la gente del valle no nos valen las palabras, que todos sabemos que se las lleva el viento con mucha facilidad.

Las medidas debían intensificarse en esta lucha y así se hizo. La Coordinadora convocó el día 25 de marzo del 2007 la realización de una fotografía aérea en el paraje de “Las Hoyas”. El objetivo era realizar un “NO” humano en señal de rechazo al PAI de Zarra. La fotografía fue un éxito y siempre está marcada con alguna anécdota. En esta ocasión, aquel domingo habían retrasado la hora y la avioneta que realizaba la fotografía llegó una hora tarde.

No había transcurrido ni siquiera un mes cuando se empiezó a fraguar la idea de algo más serio, revolucionario, con más impacto y más peso en el Gobierno valenciano. Se propuso una huelga general para el día 9 de mayo y una manifestación desde las Torres de Serrano hasta la Plaza de la Virgen en Valencia para presionar en periodo de elecciones. El 90% de los comercios, industrias y asociaciones de Ayora se sumó a este evento. El cierre de establecimientos permitío una concentración masiva en Valencia. Los datos registrados apuntan entre 2500 y 3000 personas congregadas allí. Los autobuses que partieron de Ayora fueron 17 (también con algún incidente pues se averió el último autobús en el que viajaban el alcalde de Ayora y los principales miembros de la Coordinadora) y dos más de Jarafuel. Más de 1000 personas subieron a los autobuses y otras tantas acudieron en coches particulares. A ellas, hay que sumarle la población del Valle que reside en Valencia (especialmente estudiantes, caras conocidas en el instituto) y la población inglesa que se sumó a la protesta. La policia local de Ayora aseguró que el municipio se quedó completamente vacío. Jarafuel y Jalance también se unieron al cierre y en menor medida, Teresa y Cofrentes.
En esta original manifestación se regalaron tarros de miel, ramos de tomillo y romero y acetite de oliva, productos típicos de nuesta comarca. El mensaje era el siguiente: si el gobierno Valenciano quiere traer sus basuras a nuestro valle, nosotros le ofrecemos los mejores productos que tenemos, lo que queremos seguir manteniendo en un futuro; lo cual no es loable con una incineradora.

La verdad es que hicimos bastante ruido en Valencia. Las dos bandas de cornetas y tambores (los Sayones y los San Juanes) cooperaron juntos, así como también miembros de la Sociedad Musical Ayorense. El único incidente es que no nos permitió la policia de Valencia instalar el servicio de megafonía que traíamos y sin él, tuvimos que leer el manifiesto y el panfleto como pudimos. También curiosamente, el día 7 de mayo el Gobierno Valenciano mando por fax al Ayuntamiento de Ayora un documento en el cual se compromete a no permitir la implantación de una incineradora. y digo curiosamente porque el día antes de entregar las postales también nos lo prometió, pero no lo firmó hasta que el Valle se movilizó en un paro general.

Pues, perdonenos, sr. Conseller, pero no nos basta con la no instalación de la planta incineradora. Es un logro y estamos orgullosos que no se instale, pero nosotros, el Valle de Ayora-Cofrentes, buscamos acabar con el PAI de Zarra. No queremos un polígono industrial, que aunque no incinere residuos, los trate de otras formas igualmente perjudiciales y además, deje la puerta abierta a desechos de todo tipo. No queremos un polígono industrial localizado en un paraje forestal porque sencillamente es un absurdo. Sí, una completa hipocresía y una injustia con letras mayúsculas, porque las regiones pobres del interior de la Comunidad no tenemos por qué soportar los desechos que genera la actividad industrial de la costa. No. Sencillamente, no. Y este deseo es unánime. No. No nos basta. Deseamos que el polígono no se lleve a cabo y vamos a luchar porque es posible conseguirlo, porque en las próximas candidaturas toda la Comunidad Valenciana tiene que “ponerse las pilas” en el tratamiento de sus residuos y entre las leyes y proyectos que se van a aprobar no va a estar el de Zarra, porque no es posible, porque no hay ni carreteras que lleguen a la zona.

El día 9 de mayo se levantó una gran voz. Una voz firme, decidida y unámime de todo un Valle que reclama su derecho a un futuro digno. Ya contamos con una central nuclear. No queremos otra disfrazada de incineradora, de polígono o de cualquier otra cosa que abra las puertas a basuras y residuos generados muy lejos de aquí. Lo lógico, normal y correcto es que cada región gestione por sí misma los residuos que genera. El Valle dice NO. No al polígono. Y la voz va a seguir clamando ésto como desde el principio. Esta lucha no termina al saber que no se va a instalar la incineradora porque todabía nos queda por gritar: “NO AL POLÍGONO INDUSTRIAL DE ZARRA” porque “NO SOMOS COMARCA BASURA”.

Por último, a todos aquellos alumnos del IES Fernando III que participaron en la manifiestación y huelga general del 9 de mayo, daros las gracias en nombre de la Coordinadora, gracias también en el mío. Gracias por alzar vuestras voces porque de nosotros depende el futuro de nuestro pueblo. Y mientras esteís por aquí y dure el problema de Zarra, escribid, moveros y manifestaros. Somos los jóvenes de Ayora y tenemos muy claro lo que no queremos ser: el estercolero de Valencia.



Autor: Alba Catalán Piera

Ver más artículos de Actualidad