I Concurso Culturillas 2013

Culturillas+enfermo
Fruto de los desvaríos febriles que me impidieron acudir al trabajo durante varios días de principios de febrero, nace modestamente “Culturillas”. Culturillas es un proyecto personal que lleva años gestándose en mi cabeza y lo cierto es que no tenía previsto que viera la luz todavía. Posiblemente, la mezcla medicamentosa de aquellos días sea la responsable de su aparición prematura.

Continua leyendo Añade un comentario Miércoles, 27 Marzo 2013

Ya puedes comprar el libro Cruce de Caminos

Ya puedes comprar Cruce de caminos en versión digital

Todos los escritores “decimos” que escribimos para nosotros mismos, para sentirnos bien porque necesitamos desahogarnos, porque tenemos la necesidad de contar cosas. Y es verdad pero solo parte de la verdad. Todos los escritores soñamos con que nos lean y ésa es la ilusión que mantiene viva la satisfacción después de tejer cada párrafo, cada capítulo. Es algo así como la chica que viste un vestidito minifaldero en diciembre y calza unos tacones de palmo y dice: “visto así por mí, porque me gusta sentirme guapa”. De acuerdo, pero ¿dentro de tu casa vistes así? Porque hace un frío que pela y esos zapatos necesitan carné de funambulista. Así, después de haber invertido mucho de mi tiempo (y otras cosas) escribiendo historias, y después de haber enviado mi última obra (última por aquel lejano 2008) a varios concursos me llamaron de uno para comunicarme el premio. ¡Un premio! Pues sí, con la misma fuerza con que me sacudió la noticia el corazón…

Continua leyendo Añade un comentario Martes, 8 Febrero 2011

La señora de las trenzas que no es Rapunzel


Una de esas tardes de invierno en que todo el sentimiento de culpa se acumula en mis caderas tras dos semanas enteras de inactividad por diversos motivos: algunos compromisos, reuniones, cita médica, excusas varias (hoy he comido muy tarde, me duele un poco la cabeza, igual llueve…); reúno la fuerza de voluntad necesaria para ponerme de corto a pesar de la ventolera que amenaza con volcar las macetas del patio de la urbanización y, sin pensarlo dos veces, bueno, ni siquiera una, salgo corriendo escaleras abajo como si me persiguiese mi propio arrepentimiento…

Continua leyendo 9 comentarios Miércoles, 4 Noviembre 2009

Cumpleaaaaaaaños feeeeeeeliz…

En este artículo además de invitaros a la reflexión os invito a practicar un ejercicio en solitario, silencioso, relajante… ¡Eh, esas mentes calenturientas, manos arriba! Hablo de ejercitar la memoria, de echar la vista atrás mirando por la ventana del pasado. ¿Recordáis vuestros cumples? Me refiero a la gente que tenga más de veinte años pero menos de ciento treinta. En realidad, me refiero a los que estéis entre los veinte y los ¿cuarenta? ¿cincuenta?…

Continua leyendo 2 comentarios Viernes, 24 Julio 2009

Camino altanera sobre una alfombra verde

No hay día que no me duche por la mañana e, incluso, si salgo a correr por la tarde también lo hago. Haalaaa, qué poca conciencia ecológica… vaya sinvergüenza, venga a despilfarrar agua… No, no es así, ni mucho menos. Porque mis duchas duran apenas tres minutos. Sí, en serio. En mi casa las duchas relajantes van por dentro y, en fin, no tienen nada que ver con el agua potable. El caso es que cuando llevo escasos dos minutos bajo el agua caliente de la ducha mi marido viene, corre la cortina de la bañera, me da un beso con una sonrisa (el beso de Judas) y me cierra el grifo sin compasión. Así, dispongo de los treinta segundos que tarda en llegar al lavadero y apagar el calentador para enjuagarme. Así, cuando le regalo al mundo mi sonrisa, hacia las ocho menos diez de la mañana, tengo la sensación de flotar en una de las burbujas de jabón que dejé escapar de mi bañera.

Y cuál es mi decepción al descubrir que el mundo me devuelve, ya de buena mañana, la visión de varios esputos medio fluorescentes que adornan la alfombra alquitranada que me conduce al trabajo…

Continua leyendo 4 comentarios Jueves, 2 Julio 2009

¡Ata tú a tus hijos, mi perro está jugando!

¿A que impresiona incluso como título de un artículo? Pues imagínense escucharlo paseando por un parque cualquiera, lleno de niños, alborotado el ambiente de felicidad, de despreocupación, de alegría contagiosa, que es lo que irradian los chiquillos entre sonrisas, gritos y meriendas de chocolate.


En cualquier caso me gustaría aclarar que mi intención era titular este artículo con: “¡Ecuatoriana de mierda, vuelve a tu país!” Pero al parecer, y aunque lo habría subtitulado con “Artículo contra el racismo”, hubiera sido demasiado escandaloso…

Continua leyendo 13 comentarios Miércoles, 24 Junio 2009