Gozálvez: Un siglo transportando viajeros

lunes, 3 septiembre 2007 Zacarias Alvés

Gozálvez, 1939

La necesidad histórica de la Humanidad de moverse y viajar, desde la prehistoria hasta nuestros días, ha hecho que durante la historia de ésta se desarrollaran todo tipo de formas para trasladarse de un lugar a otro: a pie, a caballo, carrozas, coches y galeras, ferrocarril, automóvil, etc. En España, no podríamos dar una fecha exacta, pero podríamos situar el inicio del transporte de viajeros por carretera de forma colectiva hacia la primera mitad del siglo XIX. Hasta entonces, éste se realizaba principalmente en diligencias, caballerías, coches y galeras, tirados por tracción animal. Hacia el año 1848 se crea en España la primera línea de ferrocarril: Mataró-Barcelona, dando lugar a toda una revolución de los transportes que perdura durante la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX. Con el cambio de siglo este papel relevante del ferrocarril en el transporte de viajeros y mercancías, es compartido con la carretera.

El ferrocarril hasta ese momento había jugado un papel decisivo en la transformación del transporte terrestre tradicional. Durante la segunda mitad del siglo XIX tendría un desarrollo muy intenso y modificó de forma sustancial las relaciones de intercambio de personas y mercancías que se establecían entre las diferentes poblaciones que ya disponían de estación de tren. Aún así, el ferrocarril no acabó de transformar y anular del todo el transporte por caminos y carreteras por tracción animal, el cual, seguiría uniendo aquellas poblaciones de menor importancia, que no disponían de infraestructura ferroviaria y a las que también viajaban las personas y las mercancías. A principios del siglo XIX, por tanto, aún coexistía el transporte por ferrocarril con el de diligencias por tracción animal.

Leyland Comet de75cv por el Bacil de Ayora

Es precisamente con el cambio de siglo cuando se produce una verdadera revolución en el transporte de viajeros por carretera al aparecer los primeros coches de tracción mecánica, produciéndose así y de forma paulatina, la sustitución de los transportes colectivos de tracción animal por los de tracción mecánica. Esto propiciaría, además, una progresiva transformación en las características de las carreteras que existían hasta ahora, pasando del “macadán” (Forma de asfaltado que existía hacia el año 1900, diseñado para vehículos de tracción animal) a las de alquitrán, más resistente y regular.

Además se produce una diversificación de la actividad económica de numerosas ciudades y pueblos con el establecimiento de almacenes, talleres y surtidores de combustible, necesarios para el desarrollo y funcionamiento de las empresas de transporte que se crean. Las antiguas posadas sustituyen los establos por cocheras y ofrecen servicios específicos a los vehículos. En definitiva, con la aparición de estas nuevas empresas de transporte se potenciará una mayor movilidad de la población, permitiendo mayor agilidad y flexibilidad, que la que permitía el ferrocarril hasta entonces, el cual, no llegaba a todas las poblaciones.

Gozálvez, 1928

Es a partir del año 1910 cuando se comienza a registrar en España la presencia regular de servicios que tienen vehículos automóviles como principal novedad. El creciente número de empresas dedicadas a estos servicios y el fácil acceso, que se propiciaba con una inversión moderada y una legislación muy permisiva, hacía que este servicio no se prestara en las mejores condiciones de seguridad para los viajeros. No sería regulado hasta el año 1918, cuando el entonces Ministro de Fomento Francés Cambó, instauró el “Reglamento para la circulación de vehículos de motor mecánico por la vías públicas de España”.

Durante esos años en los que España aún vivía sumida en la depresión del desastre del 98 y se producía esta revolución tecnológica, también se sucedían otros acontecimientos que marcarían la historia contemporánea del país: el 1 de junio de 1905 aparecía el primer número del diario ABC, fundado por D. Torcuato Luca de Tena; el 31 de mayo de 1906, los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, salían ilesos de un atentado perpetrado en la Calle Mayor de Madrid; el 19 de agosto de 1907 comienza la matriculación de automóviles, los cuáles ya circulaban desde el año 1898; el 12 de noviembre de 1912 es asesinado, por el anarquista Manuel Pardiñas, el presidente del Consejo de Ministros, D. José Canalejas.

Leyland Comet de 75cv

Mientras todos esos acontecimientos convulsionaban la vida social y política en España en el inicio del siglo XX, la localidad de Ayora también era partícipe de la revolución tecnológica que supuso el transporte de viajeros por carretera. En nuestra comarca los propulsores de esta actividad fueron los componentes de la familia Gozálvez-Benet, cuya iniciativa emprendedora tiene presencia aún en nuestros días. Podríamos situar los inicios de esta actividad en la localidad de Ayora hacia la primera década del siglo XX, aproximadamente hacia el año 1910, cuando el matrimonio compuesto por Dña. Consuelo Benet y José Gozálvez, que regentaban una venta o posada en la Plaza de La Glorieta, disponían además de un servicio de diligencia para transportar personas, compuesta de un coche o galera con ocho plazas, tirado por seis caballos. El servicio más demandado por aquel entonces era el de acercar a los viajeros del Valle a la estación de ferrocarril de la vecina localidad de Almansa. El viaje de unos 20 km. coincidía aproximadamente con el del actual trazado de la N-330, que une a ambas localidades. Las diferencias entre realizar ese trayecto hoy día o realizarlo en aquella época, las tenemos principalmente en el tiempo y la comodidad del mismo. Si hoy día este recorrido es realizado por cualquier vehículo en aproximadamente algo más de veinte minutos sobre una cómoda carretera asfaltada, a principios de siglo se debía invertir más de 3 horas, sobre un camino polvoriento o en el mejor de los casos de “macadán”, incluyendo la obligada parada en el ventorrillo de las Casas de Madrona, en la que se esperaba a los viajeros que iban en la diligencia para ofrecerles calor y alimentos. En los duros días de invierno, los propietarios de la venta calentaban unas piedras o ladrillos en las brasas del hogar, para que el conductor de la diligencia las dispusiera sobre el salpicadero o reposapiés a modo de calefacción, y así hacer más llevadero el viaje hasta Almansa.

Gozálvez, 1959

El conductor de esta diligencia durante mucho tiempo fue el mayor de los hijos del matrimonio, José Gozálvez Benet. Concretamente el servicio que realizaba la diligencia de la familia Gozálvez-Benet, de Ayora a Almansa, entró en competencia directa con la empresa que ya entonces explotaba dicha ruta, La Requenense. Fue entonces cuando los propietarios de esta empresa ofrecieron a José que abandonara su trabajo de conductor de la diligencia familiar para ofrecerle trabajo como cobrador en los autobuses de tracción mecánica, que ya entonces esta empresa poseía.

Este hecho hizo que José Gozálvez Benet llegara a adquirir un conocimiento muy amplio del sector y se formara como conductor de autobuses en diversas empresas, trabajando durante un período de varios años en la Empresa Solís de Ciudad Real.

Por entonces España, era un país principalmente agrícola y ganadero, por lo que el oficio de conductor de autobús tenia una alta consideración dentro de la escala social de la época, pudiéndose comparar a la que tendría actualmente el oficio de piloto de avión comercial.

Hacia el año 1930 aproximadamente, los Gozálvez-Benet, abandonan el negocio familiar de la posada. El matrimonio tuvo seis hijos, tres de ellos varones, el mayor José, del que ya hemos hablado anteriormente, Genaro y Evelio. Fueron los tres hermanos varones los verdaderos continuadores de la actividad del transporte de viajeros por carretera y especialmente José, que a su vuelta Ayora y con la experiencia adquirida en diversas empresas del sector, se convirtió en el verdadero impulsor del negocio familiar, creando la empresa Viuda de Gozálvez, la cual inició su actividad hacia el año 1941 con un vehículo denominado mixto, que permitía la realización simultánea del transporte de mercancías y de pasajeros, principalmente de Ayora a Valencia y de Ayora a Alicante.

Se da la circunstancia que este primer vehículo fue requisado por las tropas Republicanas durante la Guerra Civil Española, para utilizarlo en el transporte de soldados y mercancías al frente. Posteriormente fue devuelto.

El negocio familiar en muchos momentos gozó de buena salud económica, pero que en otros momentos, tuvieron que vencer muchas dificultades, como la anteriormente mencionada durante la Guerra Civil. Hacia el año 1940 aproximadamente, la empresa obtuvo la concesión de explotación de la línea Zarra-Ayora-Enguera Xàtiva, la cual amplía su servicio años después, desde Carcelén (Ab). Para realizar el servicio de transporte concedido la empresa compró un vehículo marca Chevrolet por unas 7.000 ptas.. Este vehículo inicialmente era una ambulancia que fue adaptado por la empresa de carrocerías Miró Reig de Alcoi, a un vehículo apto para el transporte de viajeros con 22 plazas.

GMCPosteriormente se adquirió otro vehículo de la marca Hispano Suiza de 28 plazas y más tarde un vehículo marca GMC de 30 plazas.

El servicio de esta línea realizaba parte de su trayecto de Ayora a Xàtiva, por la carretera de Enguera (la conocida como carretera de la Sierra). Eran los difíciles años de la postguerra, del extraperlo, de la cartilla de racionamiento, de hambre y miseria. Por entonces, en la Sierra de Ayora vivía mucha gente en casas y fincas de montaña dispersas por toda ella. El paso diario del autobús suponía todo un acontecimiento para sus habitantes, los cuales salían a su encuentro para poder llevar los productos producidos en la tierra a la entonces gran urbe, Xàtiva y cambiarlos por pescado, legumbres, tabaco, etc. Durante el trayecto de Ayora a Enguera, el autobús realizaba numerosísimas paradas, tantas como fincas habitadas existían en la Sierra. Cuando el autobús iba lleno, algunos viajaban en la baca del techo, con gallinas y otros animales de granja. Se paraba en la Finca de la Matea a beber agua y estirar las piernas.

Las diferencias sociales también se reflejaban en el transporte y por ello existían asientos de primera y de segunda clase. La única diferencia entre unos y otros era la de encontrarse en la parte delantera o trasera, de forma que los asientos más cercanos al conductor eran considerados de primera clase, mientras que los traseros e incluso la baca del techo tenían consideración de segunda clase. Corrían los años 50 y por entonces el coste del billete de primera clase de Carcelén a Xàtiva era de 38 ptas., mientras que en segunda clase era de 34 ptas. Si la salida se hacía desde Ayora el coste en primera era de 28 ptas. y en segunda de 25 ptas. El trayecto desde Ayora hasta la Casa del Alto era de 7 ptas.

El trayecto por la carretera de la Sierra se realizaba en un entorno de naturaleza desbordante, desde Ayora a Enguera, la frondosidad de la vegetación se hacía patente en prácticamente todo el viaje, los vehículos discurrían atravesando una especie de túnel que formaban los pinos rodenos, cuyas copas cruzaban de un lado a otro de la carretera haciendo más fresca la travesía, principalmente en los calurosos meses estivales. Durante el invierno cuando las nevadas eran intensas y la carretera podía estar cortada durante semanas, se autorizaba a realizar el servicio hasta Xàtiva desviándose por Almansa y La Font de la Figuera.

Aproximadamente corría el año 1963 y uno de los autobuses de la empresa familiar fue contratado por la Compañía de Antonio Machín para transportar a los actores, bailarinas y músicos de la misma, en la gira que ésta realizó por toda España. Uno de los conductores del vehículo Pegaso con motor Leyland M-189295, fue el hijo mediano de José, Pedro Gozálvez, el cual cuenta que estando en Barcelona, la compañía sufrió el robo de los instrumentos musicales cuando éstos se encontraban en el interior del vehículo que se encontraba estacionado en el Paralelo, cerca del teatro del Molino Rojo.

Autobuses Gozálvez, 1961

Pasan los años y los tres hermanos, tras muchas penalidades y letras que pagar, se separan, fundando por un lado Genaro y Evelio su propia empresa. Mientras que José, junto con sus hijos, José, Pedro y Francisco, crean la suya, Autocares Gozálvez de Ayora. Posteriormente Evelio crea la empresa Ambulancias Evelio, mientras que Genaro y sus hijos, hacia el año 1977, fundan Autobuses Chambitos, la cual siguió con la explotación de la línea Carcelén-Zarra-Ayora-Xàtiva. La empresa de los hijos de José, se quedó con la explotación de los servicios discrecionales y el transporte de escolares.

A través de la galería de fotografías adjunta, se realiza un recorrido gráfico por la historia descrita anteriormente. Todo un testimonio de gran valor histórico. Si quiere ver la galería de fotos, pulse sobre “Galería de fotos”.

Nota del autor: El presente artículo ha sido realizado a partir del testimonio oral de José Gozálvez Benet, que hasta su muerte con 95 años, transmitió con gran entusiasmo a sus hijos y nietos, la experiencias vividas durante casi un siglo de trabajo en el transporte de viajeros por carretera.

Agradecimientos a: Pedro Gozálvez Hernández, Marisa Gozálvez Navalón y Mercedes Gozálvez Ávila.

Especialmente dedicado a José Gozálvez Benet



Autor: Zacarias Alvés

Ver más artículos de La Comarca,Tecnología

17 Comentarios Añade un comentario

  • 1. semolita  |  miércoles, 5 septiembre 2007 a las 17:18

    Entrañable reportaje. Felicidades, Zacarías! Las fotos son una joya, aparte de las imágenes de los vehículos es un testimonio de nuestro pasado. Gracias.

  • 2. marisa  |  jueves, 6 septiembre 2007 a las 19:51

    Te agradezco el que le hayas dedicado tu bonita forma de escribir a esta pequeña y humilde empresa, ya que soy parte de esa historia y me ha emocionado.

  • 3. J.R.Catalán  |  jueves, 13 septiembre 2007 a las 10:50

    Un gran trabajo, Zaca.
    Y sólo ha pasado un siglo…

  • 4. Àngel Ramírez  |  viernes, 14 septiembre 2007 a las 23:41

    Muy interesante Zaca. Veo que te has documentado en profundidad. El post merece la pena aunque no nos toque de cerca. De gran interés social dentro de la comarca. Saludos

  • 5. lunadeayora  |  domingo, 23 septiembre 2007 a las 14:17

    Zacarías, el artículo no solo es interesante sino que además es muy sugerente, te propongo que no te quedes en esto, publícalo. Pienso que es la base para algo más que un artículo en una página que leemos muy pocos, podrías hacerlo extensible a más gente del pueblo, mediante otros medios.

    Por desgracia la tecnología ha provocado una brecha social, donde no todos acceden con las mismas oportunidades a este medio. En el pueblo todavía son muchos los que no tienen oportunidad para su utilización, bien por carecer de recursos económicos, bien por la edad u otros factores personales y sociales.
    Estoy convencida que son numerosas las personas mayores que les puede interesar conocer, compartir y probablemente les transporte a momentos entrañables de sus vidas ya que también usaron y hacen uso de la compañía de transporte a la que te refieres.

    Y no solo eso, es también una oportunidad para que el patrimonio etnográfico, histórico y cultural de la localidad, pues podría llegar a formar parte de un legado para nuestras futuras generaciones.
    Un saludo y ánimo.

  • 6. tejon  |  martes, 2 octubre 2007 a las 23:13

    Como ha avanzado el atumovil!!
    Hoy en día los conductores valoran mas la eficacia de los automóviles y dejan de la lado la seguridad, esta claro que hay accidentes pero todo conductor ha de hacer lo posible para tendir a la utopia de “accidentes cero”, y claro que se puede conseguir eliminando los factores como distancias frontales inadecuadas,adelantar en situaciones donde resulta peligroso o esta prohibido ,realizando una conducción tranquila,descansar cada dos o tres horas, saber cuando es necesario coger el automóvil y dejarlo cuando no sea necesario,etc…
    En fin yo invito a todo conductor a que realice una conducción segura y eficaz y que deje lado el estres,alcohol (presente en mas del 50% de los accidentes) .etc.. bueno un saludo espero que esta pequeña información haya servido de algo… conduccioón segura tranquila y eficaz..

  • 7. Emilia Gozálvez  |  domingo, 18 noviembre 2007 a las 21:16

    Soy argentina, mi padre Luis Gozálvez vino de Villanueva de Castellón aproximadamente en 1910, quería saber si podía tener algún tipo de parentesco con ustedes, ya que estoy rescatando los orígenes de mi familia. Desde ya muchas gracias.Atte. desde Córdoba, Argentina

  • 8. jose  |  viernes, 30 noviembre 2007 a las 19:02

    falta poner la web de los Autocares Chambitos: http://www.chambitos.com

  • 9. valentina  |  domingo, 9 noviembre 2008 a las 14:33

    hola yo estoy visitando esta página porque estoy estudiando para el colegio la materia Ciensias Sociales y me sirvió demasiado esta informacion
    chau
    a
    todos

  • 10. Frédéric ALVARO ROS  |  lunes, 19 enero 2009 a las 21:31

    Muy interesante el articulo.
    Vivo en Francia y mis antepasados eran de AYORA, entre ellos Joaquina GOZALVEZ GAVIDIA, nacida en AYORA aprox. en 1850 y esposa de José Maria ORTIZ CLEMENTE (aprox. 1850) y tambien natural de AYORA.
    Quisiera saber si puede que haya un parentasco entre nosotros, si alguien tiene informaciones o quiere comunicar : soy Frédéric ALVARO ROS y mi e-mail es : flls.alvaro47@free.fr

  • 11. Frédéric ALVARO ROS  |  martes, 20 enero 2009 a las 18:04

    Hola
    Estoy realizando busquedas genealogicas y ayer buscando en la web de ayora me
    encontré con un articulo de Zacarias ALVES de 2007 titulado “un siglo
    tansportando viajeros”.
    Sé que mi abuela tenia una abuela Joaquina GOZALVEZ GAVIDIA nacida aprox. en
    1850 en AYORA, cuyo primo monto un negocio de transportes en AYORA y cuyo mote
    era Chambito.

    Seguro que somos primos.
    Por favor si tiene datos que comuinicarme, contacteme me a flls.alvaro47@free.fr

    Atentos saludos

    FREDERIC ALVARO ROS

  • 12. José María Coronado  |  jueves, 19 marzo 2009 a las 20:00

    Enhorabuena por el artículo. En la Univ. de Castilla – La Mancha estamos realizando una investigación sobre las líneas de transporte de viajeros por carretera antes del 36 financiada por el CEHOPU (Centro de Estudios Históricos de la Obra Púlica y el Urbanismo, Ministerio de Fomento). Específicamente estamos estudiando el caso de CLM y el de Ciudad Real. Nos interesa mucho la fotografía del autobús de Solís que hacía la línea Alcázar – Valdepeñas pasando por Ciudad Real. Por lo que parece, tienen acceso a documentación que podría ser muy interesante, y como poco ilustradora y cursiosa para nuestra investigación. Les rogaría se pusiera en contacto con nosotros.
    Muchas gracías y enhorabuena de nuevo.
    JM Coronado.

  • 13. Alfonso Lage Martinez  |  lunes, 7 septiembre 2009 a las 18:18

    Solo me centro en autobuses y carreteras, es una autentica joya para el recuerdo. Pensandolo bien, en esta época tan desastrosa que vivimos, estos personajes del ministerio podían reunir estas joyas y que nuestros hijos, nietos y los que vayan tomando el relavo, vean los inicios y que tipo de personas lo consigueron, es un ejemplo.
    Saludos.

  • 14. ENCAR  |  sábado, 19 septiembre 2009 a las 23:35

    Para el comentario 7 de Emilia Gozálvez, desde Argentina. Tengo 2 tíos en ese pais, LUIS y ROBERTO, que marcharon desde Villanueva de Castellón a la Argentina. Contestame al e-mail si como creo posiblemente tenemos parentesco.

  • 15. José Antonio de las Heras  |  martes, 19 enero 2010 a las 22:40

    Enhorabuena y Felicidades. Me ha encantado.

  • 16. ManoloHernandez  |  viernes, 13 diciembre 2013 a las 12:11

    Tengo varias fotos de la despedida del “Leyland”, me gustaría enviarlas, pero no sé a que dirección de correo. Colgué una en Foro-Ciudad de Ayora.

  • 17. mercedes  |  martes, 17 diciembre 2013 a las 13:18

    Buenas. Puede enviarlo al correo mercedes.gozalvez@hotmail.com Muchas gracias. Saludos. Zacarías.

Escribe un comentario

El comentario debe estar escrito correctamente. No se acepta el uso de mayúsculas (salvo en acrónimos u ocaciones especiales, y no se aceptan abreviaturas tipo SMS. Las críticas constructivas son bien recibidas, las destructivas y las descalifaciones no. Gracias por participar, tu aportación es de gran ayuda.

Requerido

Requerido, oculto

Etiquetas HTML permitidas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Enlazar a este artículo  |  Suscribirse a los comentarios de este artículo via RSS